> Mariscos y Moluscos/Choupa

Choupa

Pota, Todarodes sagittatus, también llamado calamar volador o lura y choupa en Galicia. Es un cefalópodo de la orden Teuthida.

Se suele confundir con el calamar.

> Características

Su cuerpo es alargado, presenta una concha interna o pluma y una bolsa de tinta de color pardusco. Tiene dos branquias, un sistema circulatorio cerrado formado por un corazón sistémico y dos corazones branquiales.

El cuerpo se destaca por un manto torpediforme estrecho y alargado a cuyos lados se encuentran dos aletas carnosas triangulares que suponen un tercio total de la longitud corporal. Estas aletas se reúnen en el ápice posterior del manto. En la parte delantera la porción cefálica, con dos ojos muy evolucionados, se prolonga en 8 brazos y 2 más se prolongan hasta alcanzar casi la misma longitud del manto. Este par se llaman tentáculos y poseen 4 hileras de ventosas en los extremos.

Su coloración externa es clara, salpicada con pequeñas manchas de color violáceo que se oscurecen cuando se saca al animal fuera del agua.

Por lo general, los ejemplares del Mediterráneo son de menor tamaño, de entre 20 y 25 centímetros de largo, que los del Atlántico, que pueden llegar a medir 75 centímetros.

Suele alimentarse de pequeños crustáceos y peces que captura durante las horas nocturnas, y que confieren a su carne ese sabor y esa textura tan característicos.

> Variedades

Otras especies conocidas de su misma familia son:

  • Volador, Illex coindetti, de menor tamaño que la pota común se encuentra en el litoral andaluz.
  • Pota argentina, Illex argentinus, de muy buena calidad y es la especie más consumida dentro de esta familia de cefalópodos en Argentina.

> Propiedades nutritivas

VITAMINAS

Destaca su contenido en vitaminas del grupo B. Permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, (hidratos de carbono, grasas y proteínas) e intervienen en procesos de gran importancia (formación de glóbulos rojos, síntesis de material genético, funcionamiento del sistema nervioso y del sistema de defensas, etc.).

MINERALES

Destaca por su rico aporte en potasio principalmente, seguido de fósforo y calcio:

  • El potasio es responsable de normalizar el balance de agua en el organismo, participa en el mecanismo de contracción y relajación de los músculos, y en su mantenimiento saludable. Es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo ya que participa en una amplia diversidad de funciones básicas e imprescindibles.
  • Fósforo, participa en numerosas actividades celulares del esqueleto y los órganos vitales del cuerpo. Se encarga de equilibrar las hormonas, ayuda con la actividad muscular, mantiene el funcionamiento del metabolismo y produce energía. Además, el fósforo ayuda a contraer los músculos y a equilibrar los niveles de líquidos del cuerpo.
  • El calcio es fundamental para la construcción de huesos y dientes y su preservación. Es necesario también para la contracción muscular, actividad mental y metabolismo. Las embarazadas o mujeres que están dando de mamar requieren un aporte extra de este mineral.

> Valor nutricional

 

 Tipo Por 100g 
 Energía (Kcal)     80,40
 Proteínas (g)     –
 Hidratos de Carbono (g)     –
 Fibra (g)     –
 Grasa total (g)     1,40
 Saturadas (g)     –
 Monoinsaturadas (g)     –
 Poliinsaturadas (g)     –
 Omega 3 (g)     –
 Colesterol (mg)     –
 Minerales  
Calcio (mg)     144
Hierro (mg)     0,32
Zinc (mg)     1,08
Fósforo (mg)     190
Potasio (mg)     280
Yodo (mg)     64
Vitaminas  
Vitamina A (µg)     –
Vitamina B3 (µg)     7,04
Vitamina B6 (µg)     0,03
Vitamina B12 (µg)      –
Vitamina E (µg)     2,70
TEMPORADA DE PESCA

Junio, julio y agosto.

ARTES DE PESCA

Al arrastre o con poteras.

> Hábitat

Habita en las aguas del Océano Atlántico, Mar Mediterráneo y del Océano Pacífico desde zonas casi superficiales hasta una profundidad de por lo menos 800 metros.

> Alérgenos

Los alérgenos principales del pescado son las parvalbúminas, un grupo de proteínas que se encuentran en los músculos de las diferentes especies de pescado. Por ello, la mayoría de las personas alérgicas al pescado lo son frente a diferentes especies de pescado a la vez, aunque los pescados azules tienen menos cantidad de paravalbúmina, lo que explica que sean menos alergénicos. También se han descrito otras proteínas que pueden actuar como alérgenos, como el colágeno, pero son específicas de especie y las personas sensibilizadas a esta proteína pueden tolerar pescados de otros grupos

Los alérgenos principales del pescado son unas proteínas altamente termoestables, es decir, resistentes al calor y que no se modifican al cocinarlas. Son también proteínas altamente resistentes tanto al ácido como la acción o digestión enzimática intestinal con lo que al no ser destruidas por nuestras enzimas gástricas pueden ocasionar sintomatología grave.

Los síntomas de la alergia al pescado pueden ser resuello o respiración sibilante (“pitos” al respirar), problemas para respirar, tos, ronquera, opresión de garganta, dolor de estómago, vómitos, diarrea, ojos lloros, picor y/o hinchazón ocular, urticaria, granos o ronchas rojas, inflamación, disminución de la tensión arterial, que puede provocar mareos y/o pérdida de la conciencia.

La alergia al pescado puede provocar una reacción alérgica grave, que recibe el nombre de anafilaxia. La anafilaxia al principio se puede manifestar como si se tratara de una reacción alérgica leve y luego empeorar rápidamente, pudiendo llevar a la persona a tener problemas para respirar y/o a perder la conciencia. Si no se trata, la anafilaxia puede poner en peligro la vida del afectado.

ANISAKIS – Es importante remarcar que a veces el pescado y los cefalópodos se pueden encontrar parasitados por un nemátodo llamado Anisakis simplex. La sintomatología que puede ocasionar este parásito es muy variada (desde urticaria, anafilaxia e incluso asma) y este tipo de reacción se conoce con el nombre de anisakiosi gastroalérgica. Existen dos maneras de eliminar las larvas de anisakis: congelar el pescado a -20 grados, un mínimo de 24 horas o cocinar el alimento a más de 60 grados durante al menos 10 minutos. El 1 de diciembre de 2006 se publicó el decreto 1460/2006 que obliga a congelar aquellos pescados destinados al consumo crudo o semicrudo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies